Beneficios

El vello contiene melanina, que es el pigmento que la luz del láser de diodo (810 nm de
longitud de onda) capta y transforma en energía calorífica destruyendo por fototermólisis el
bulbo piloso sin afectar al resto de tejidos.
Con pocas sesiones se consigue una depilación permanente. La piel se vuelve más suave
desapareciendo los pelos enquistados y la foliculitis.
oms-laser-legs
La media de sesiones oscila entre 6­ y 8 dependiendo de las características individuales de cada
uno (factores hormonales, tipo de vello, edad, etc.).
El tratamiento es prácticamente indoloro, siendo innecesario utilizar crema anestésica. Solo
se nota una pequeña sensación de calor en la zona.
El láser vectus posee un lector de melanina llamado Skintel que mide la pigmentación de la
piel y ajusta los parámetros de la máquina automáticamente así no existen posibilidades de
quemaduras.
Después de la sesión el pelo queda dañado por el calor emitido por el láser y tarda unos días
en desprenderse y caerse solo.